Si alguno

miércoles, 14 de diciembre de 2016

La mentira es una afilada navaja, Karol Wojtyla fue un homicida.



   


    Karol Wojtyla mentiroso desde el principio ocultó sus dos naturalezas para engañar a las personas especialmente desde el momento que alcanzara el reinado de Roma el 16 de Octubre de 1978 no descansó en su propósito de continuar lo que hizo en la persona de Pablo VI > intentar destruir la Iglesia Católica y llevar al mundo a la oscuridad posible<. Propagó sus mentiras por distintos países, especialmente la negación de la Encarnación de nuestro Señor Jesucristo enseñando que hay salvación (mentira) en falsas religiones y automáticamente negando el dogma: Fuera de la Iglesia Católica no hay ninguna salvación... Intentó él y sus seguidores que las personas no alcanzaran el conocimiento de la Verdad (la fe católica tradicional) al tomar los templos católicos y el lugar santo gracias al concilio vaticano II.


En la imagen del video Cardinal Karol Wojtyla's (Pope John Paul II) Visit to Stevens Points, 23 august 1976 él apunta con su dedo índice su frente. En la frente aparece el macho cabrío, este aparece con mayor claridad en el cumplimiento del Dragón rojo pero de igual forma solía aparecer en Juan Pablo II, si usted observa detalladamente en la parte de abajo de su dedo índice puede notar su carne abultada, esta acción de Karol Wojtyla se entiende al leer Juan 8,44: Vosotros sois de vuestro Padre el diablo y queréis cumplir los deseos de vuestro Padre. Este era homicida desde el principio y no se mantuvo en la verdad, porque no hay verdad en él; cuando dice la mentira, dice lo que le sale de dentro porque es mentiroso y padre de la mentira.

Los mentirosos son homicidas al no querer mantenerse en la Verdad, igual pasa con los católicos que no perseveran en el amor a Dios se convierten en mentirosos y terminaran asemejándose al diablo.

    El salmo 52,4 compara la mentira como una afilada navaja: tu lengua es afilada navaja, oh artífice de engaño. El mal al bien prefieres, la mentira a la justicia; amas toda palabra de perdición, oh lengua engañadora. Por eso Dios te aplastará, te destruirá por siempre, te arrancará de tu tienda, te extirpará de la tienda de los vivos.

    Karol Wojtyla convirtió su dedo índice en la forma de un revolver cuando las cámaras lo enfocaban y apunto hacia su frente como si estuviera diciendo que él, es el mismo de quién habló Jesús en Juan 8,44 (Satanás), es en este mismo pasaje donde Dios los describe como un asesino desde el principio.
 
       
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...